Familias afectadas por fuego, en la intemperie

fuegoSANTIAGO. Alrededor de 60 familias afectadas por el incendio de la noche del martes, que redujo sus casas a cenizas en el barrio La Yagüita de El Ejido, viven a la intemperie y la mayoría ha tenido que refugiarse en casas de parientes y vecinos.

Mientras tanto, ayer fueron sepultados los restos del obrero Alejandro Espinal, de 78 años de edad, quien murió a causa de asfixia por la gran cantidad de humo que inhaló durante el siniestro

Las personas perdieron también sus enseres y ahora viven en un momento de incertidumbre.

José Cepeda y Roberto Santos, afectados del fuego, dijeron que estaban jugando dominó, con dos vecinos más, cuando de repente salieron varias mujeres alertando sobre las llamas.

En tanto que María Díaz declaró que al momento de producirse el fuego estaba preparando la cena de su familia.

“Cuando vimos esas llamaradas buscamos cubetas y latas de agua para echárselas, pero no alcanzamos hasta la altura donde estaban”, puntualizó Crucito Núñez, otro aquejado.

De su lado, Sofía Liriano contó que estaba arreglando a una de varias clientas en un salón de belleza, cuando todo quedó a oscuras por un alegado corto circuito, y después vio las llamas del incendio.

“Los bomberos vinieron pero no pudieron llegar al lugar donde comenzó el fuego, una casa de dos plantas”, expresó Lorenzo Tejeda.

Orlando Yan, de nacionalidad haitiana, narró que antes del incendio los bombillos de las casas se prendían y se apagaban y luego se escuchó una fuerte explosión en uno de los breakers del tendido eléctrico.

“Quieren acusar a una dominicana porque había amenazado a una compatriota mía de prenderle fuego a la casa, pero eso no es verdad, fue un cortocircuito”, insisten el ciudadano haitiano.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.